miércoles, 23 de mayo de 2012

domingo, 20 de mayo de 2012

Hiatus.








El sentido latino de la palabra hiatus es el de abertura o grieta. En anatomÍa designa el estrecho pasadizo que comunica dos cavidades separadas. Es una palabra extraña y proclive a los simbolismos, porque alberga en su brevedad sonora dos ideas opuestas: unión y separación. Dino Valls nos muestra aquí una figura infantil, sexualmente ambigua, sujeta con correas a una tabla medieval catalana. La figura de san Pablo, sosteniendo la espada, amenaza con demediar al sujeto de un solo tajo. La hendidura del sexo parece ya un anticipo de esta radical escisión. No podemos evitar acordarnos del famoso juicio de Salomón o, en clave más reciente, del inolvidable relato de Ítalo Calvino El vizconde demediado. 



Vivimos en un mundo de escisiones: el Norte privilegiado frente al Sur explotado, la tradición cultural de Oriente frente a la de Occidente, los nacionalismos frente a la globalización. Pero hay una división que nos atañe aún más, porque sus fronteras pasan por el centro exacto de nosotros mismos: la dicotomía alma-cuerpo. La tradición bíblica recoge ya esta concepción dicotómica de la persona en dos mitades poco conciliables: un alma espiritual y un cuerpo carnal, una persona interior y una persona exterior. El platonismo arraigó esta idea en occidente y san Pablo (ahí lo vemos con su espada) la difundió, como brisa mediterránea, por las primitivas comunidades cristianas. Poco después, el cristianismo medieval llevó la idea a extremos realmente maniqueos: el alma es buena y vive encerrada en esa prisión de podredumbre y de pecado que es el cuerpo. Por fortuna, la Iglesia ortodoxa y las antropologías no dualistas de Asia han sabido recoger y transmitir una visión mucho más integradora. 

De hecho, el cuadro de Valls contiene una clara invitación a la esperanza: hay un tenso hilo rojo que conecta los dos pies de esta figura. En Japón circula desde antiguo la creencia de que el destino ata con hilos rojos (akai-ito) a las personas que están irremediablemente abocadas a encontrarse algún día. La idea es profundamente esperanzadora, porque sugiere que también el cuerpo y el alma, antitéticamente escindidos por el platonismo, lograrán algún día encontrarse y restituirnos la integridad que nos humaniza y nos hace seres completos. En nuestro país, el pensamiento de Zubiri, Laín Entralgo o Raimon Panikkar son signos que evidencian que con ese hilo rojo estamos aprendiendo ya a tejer una nueva antropología más integral, más humana, más habitable. 

Un Miguel Angel de la medicina.


Frank H. Netter, MD
Artista, médico e influyente 
maestro de Anatomía Humana.



Tal vez el ilustrador médico más completo e influyente del siglo XX, y en lo personal un hombre que a pasado a ser uno de mis artistas favoritos, ya no digamos medico.
 El Dr. Netter produjo cerca de 4.000 pinturas de la anatomía humana, fisiología y patología, así como las ilustraciones de los revolucionarios descubrimientos de la medicina que se produjeron durante su vida. Su trabajo ha documentado todo, desde los primeros tomografía axial computarizada (TAC) escáneres para el primer procedimiento de trasplante de corazón artificial.
Cada lamina esta echa a mano,es fascinante saber que mientras repasas cada estructura del cuerpo humano y memorizas sus nombres,estas hojenado una pagina que en algún momento, fue un pincelazo fresco de este autor. Mas que una hora de estudio, es sin duda un viaje al estudio del artista mas doctor del mundo.
Con una carrera que abarca más de 50 años, ilustraciones médicas del Dr. Netter son materiales estándar de referencia en las bibliotecas de las escuelas de medicina de todo el mundo. En 1989, se sacrificaron su vasta obra para producir el libro de anatomía por excelencia, el Atlas de Anatomía Humana . Desde su publicación, el Atlas ha gozado de una reputación de ser la referencia número uno de la anatomía en las facultades de medicina. Es el texto que los estudiantes de salud de segundo y tercer año de medicina y de sus aliados más recomiendan a los estudiantes de primer año.
Nacido para ser un artista, Frank Netter se formó como cirujano. Él utilizó su conocimiento de la medicina para entender un tema, él utilizó su talento como artista que se lo explique. Y como alguien que ha experimentado la demanda de la escuela de medicina de primera mano, él sabía lo que los estudiantes necesitan para aprender y utilizar su don artístico para enseñar con eficacia.
Dibujos del Dr. Netter, no sólo definen y clarifican la estructura anatómica, que también hacen hincapié en la belleza, en lugar de la morbilidad, de la anatomía. Es la unión de la ciencia y el arte que caracteriza su obra. Esta mezcla de disciplinas es también una reminiscencia de las contribuciones de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, así como colaboraciones que tuvieron lugar durante el Renacimiento, como el anatomista Vesalio entre el médico Andreas-y el artista Jan Stefan van Kalkar de Flandes, una de las favoritas discípulo de Tiziano. De hecho, en 1991 el New York Times el artículo, el Dr. Netter fue descrito como "Miguel Ángel de la medicina."
"Cada ilustración Netter magistralmente desvela un enigma médico. Su claridad estrictA, asombrosa precisión, y la asombrosa belleza ilumina el camino de aprendizaje para cada uno de nosotros", dice el doctor Frederick Kaplan, de la Universidad de Pennsylvania. "Pocas personas han enseñado a más estudiantes, y pocos han extendido su influencia a través de tantas generaciones y especialidades."
"Siendo él mismo un médico, el Dr. Netter tenía una visión especial de la medicina", dice el cirujano pionero del corazón Michael DeBakey, MD, Canciller Emérito y Olga Keith Wiess, profesor de cirugía en Baylor College of Medicine. "Él hace la anatomía cobran vida. Cuando nos fijamos en sus ilustraciones casi se puede ver el contrato de los músculos y los pulmones toman el oxígeno. Su obra no representa sólo la estructura, pero la funcionalidad de los órganos de una manera animada, directo, que es una reminiscencia de la obra de Leonardo da Vinci ".
"La contribución del Dr. Netter para el estudio de la anatomía humana es trascendental," DeBakey continúa. "Se ha avanzado en nuestra comprensión de la anatomía más que ningún otro ilustrador médico desde el siglo 16, cuando Vesalio introdujo dibujos sobre la base de las disecciones de cadáveres."

Aparición Netter como artista




El Dr. Netter abrazó el arte a una edad temprana. Como un niño que crece en la ciudad de Nueva York, prefirió visitas al Museo Metropolitano de Arte a jugar a la pelota con otros niños, y se perdía en las pinturas de Velázquez, Sargent, y otros maestros. A medida que su fascinación por la forma humana comenzó a crecer, empezó a observar de cerca cómo la gente miraba, cómo se movían, cómo se coloca el cuerpo. Su capacidad para captar estos matices físicos después se convirtió en una firma de su obra.
"Siempre he tratado de hacer que [la persona en la pintura] parecerse a un paciente vivo, con la expresión facial adecuado y así sucesivamente - para demostrar que esto no es una máquina que estamos tratando", dijo el Dr. Netter. "No vamos a reparar un aparato de televisión, cuando estamos tratando a estos pacientes".Su sentido de humanidad y empatía para los pacientes que distingue a sus pinturas de los de otros ilustradores médicos.
Él continuó dibujando a lo largo de su juventud, después de estudiar arte en la Academia Nacional de Nueva York de Diseño. El Dr. Netter fue finalmente capaz de ganarse la vida como ilustrador comercial, contribuyendo a publicaciones tan populares como elSaturday Evening Post , Colliers , y The New York Times . Fue durante este período que él se hizo amigo de Rockwell normal, un artista con quien a menudo ha sido comparado.
Sin embargo, nunca la madre del Dr. Netter apoyó el deseo de su hijo a ser un artista - que quería que se convirtiera en un médico y se teme que la vida bohemia de un artista le llevaría a la ruina. Cuando ella murió, él honró su memoria al inscribirse en la Universidad de Nueva York Medical College.
A pesar de que ahora era un estudiante de medicina, nunca el Dr. Netter dejado de dibujar. Durante la clase iba a trazar, junto con las conferencias de su profesor. "Me di cuenta de que podía aprender de mis temas mejor dibujando", dijo. "He utilizado mis dibujos educarme a mí mismo."
Profesores Dr. Netter se dio cuenta de su talento único y, a menudo lo contrató para ilustrar sus libros de texto y trabajos de investigación, una carrera lateral que continuó durante toda su escolaridad, prácticas y residencia.
A continuación, tomó un trabajo en una práctica quirúrgica privada en Manhattan. Pero fue el centro de la Gran Depresión, e incluso el negocio de la cirugía fue lento. Así que el Dr. Netter siguió para complementar sus ingresos como ilustrador médico, y luego dejó caer la práctica quirúrgica en conjunto.


Novartis y Netter: una sociedad prolífica Para más de medio siglo
En ese momento, la industria farmacéutica fue la transformación del campo de la medicina mediante el desarrollo de nuevos medicamentos que están cambiando la práctica clínica. Los líderes del sector estaban buscando la manera de comunicar a la profesión médica acerca de estos nuevos medicamentos.
La asociación entre el Dr. Netter y lo que entonces era Ciba productos farmacéuticos comenzó en 1936 (más tarde se convirtió Ciba Ciba-Geigy Corporation, que se fusionó con Sandoz el 1 de enero de 1997, para convertirse en Novartis). Como patrona de toda la vida del Dr. Netter, Novartis le encargo de crear la Colección Ciba de ilustraciones médicas , una serie enciclopédica de los volúmenes de más de una docena en la anatomía, fisiología, patología e histología del cuerpo humano, sistema por sistema.Según los expertos en el trabajo del Dr. Netter, esta serie es considerado "el programa más perfectamente ejecutado de los servicios de promoción a la medicina puesto siempre adelante."
Mientras que la Colección Ciba de ilustraciones médicas fue una importante contribución al estudio de la anatomía, el Dr. Netter considerada la de 1989, Atlas de Anatomía Humana su mayor logro y se refirió al libro como el suyo "Capilla Sixtina".
Por desgracia, el Atlas iba a ser su última obra maestra, el Dr. Netter murió dos años después de su publicación, a la edad de 85 años. En julio de 2000, Novartis vendió los derechos a la labor del Dr. Netter de Havas MediMedia y su filial, Icon Learning Systems.En agosto de 2005, los derechos fueron vendidos por Icono de Elsevier.


“Las figuras son trabajo duro — nos fuerzan a pensar claramente y lógicamente. Uno puede escribir o hablar alrededor de un tema que no conoce bien, pero escasamente uno puede dejar espacios en blanco en la mitad de una figura; la figura tiene que encajar apropiadamente.” F. Netter.


Y encaja perfectamente, Doctor.





sábado, 19 de mayo de 2012

Cuando comprendes que el significado de la palabra "Amigo"no es quien ríe de tu risa, sino quien llora tus lágrimas



"No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar"... Y entonces te das cuenta de lo que significa eso.



                                        

domingo, 13 de mayo de 2012

"Girl Effect" Activismo social. The Clock is Ticking.


El reloj está corriendo...mira cómo una niña de 12 años podría ser la solución que el mundo necesita en estos momentos. 

Unirse al "Girl Effect"

Una mentalidad.

Activismo Social.

Nadie mira el Sol.



"A los cuerpos les cortaron las cabezas y las manos, lo que complica la identificación de los mismos dice el vocero de "seguridad" del estado de Nuevo León".

"Los cuerpos fueron transportados en un solo camión, presentan tierra y no todos estaban en bolsas de plástico."

"18 cadáveres decapitados y mutilados fueron localizados en dos automóviles en la carretera Guadalajara-Chapala"...

" El levantón se dio en un parque cercano a su casa, en Lomas de Zapopan. Con ella, suman seis estudiantes de la UdeG que han sido asesinados en lo que va del año"


Lo que es seguro es que esa tarde alguien empezó a morirse. Tal vez no pudo respirar por cincuenta segundos, o  tal vez  primero se inquietó, intentó jalar aire, pero sentía sus pulmones tapados por los gases lacrimógenos  y la desesperación.
No se, me gusta imaginarlo, pensar en los ultimos segundos de las vidas de "los cuerpos" como son llamados. Ultimamente todos tenemos el destino de ese titulo, solo es cuestión de tiempo... y de soles.
No me es  atractivo, ni tengo goce alguno de  placer al imaguinarme estas escenas, ¿Saben por que me gusta imaginarlo? Por que entre mas  lo leo y lo repaso, mas refuerzo mi repulsión hacia  tu situación y la mía, que terminan siendo la misma mierda.
Tengo placer por desenfrenar mi ira, pero  con el sarcasmo de una idea imaginaria, de incomodar con estos comentarios, de estancar la misma frustración que tiene todos ustedes al igual que yo ,solo que lo hago así,  para consumirme de manera mas lenta.
Asi que no me quejo de el estado mental social en el que vivimos, ni de la política, ni de que no se hace nunca nada, prefiero imaginarlo,y hacer introspección de los sucesos.
Tal vez,ese alguien, murió al instante en que una bala atravesó su cabeza sin razón alguna."Ojala. Por lo menos no sintio" , dice la gente.
Tal vez ese alguien cuando se dio cuenta de que no tenía oxígeno —y no iba a tener—, pensó: “Esto es todo”. Tal vez rezó la frase “La ilaha illa Allah” (“No hay Dios como Alá”) o tal vez a la Virgen de Guadalupe, tal vez ni si quiera tenia creencia en algún ser ficticio. Quiza ni si quiera tubo tiempo de pensarlo.
No lloró de miedo porque ya no le quedaban lágrimas. Se las había sacado todas el gas de los minutos previos. Pensó en su hijo de un año o su esposa de treinta y cinco, de quienes se había despedido esa mañana tras desayunar té y queso crema.Tal vez no pensó en nadie.
Tal vez para cuando el sol se ocultaba y todos los peritos asistían al lugar de los echo,ese alguien  ni siquiera pudo ver el Sol.
Aun así, las próximas tardes, y las que vienen, son ocultas por la densa capa de miedo.
Ya nadie ve el sol. No hay sol, es solo el reflejo de un dia mas, que se ve  arrasado por las brazas de un rojo atardecer de pigmentos hemorragicos humanos, desterrados de una vida difícilmente digna de ser vivida.


                                  Queremos Paz.



...Y una vida mejor para nuestra patria.





 

Se creativo.

Visita a San Pedro Tlaquepaque .

viernes, 11 de mayo de 2012

Poder.

Puedo hacer que la tierra se detenga
en su curso, hice
 las cosas mas remotas, puedo cambiar
el curso de la naturaleza.
Puedo ubicarme en cualquier lugar del  
espacio y del tiempo.
Puedo provocar a los muertos.
Puedo percibir sucesos de los mundos ajenos.

Estoy perturbada incomensurablemente por tus ojos.

 Estoy herida por la pluma de tu suave replica.

El sonido de el vidrio habla de un rapido desdén

Y oculta lo que tus ojos pelean por explicar.

Rutina.

domingo, 6 de mayo de 2012

Pasa...

No es vida.

Las personas más interesantes se esconden. ¿Será una regla? Interesantes, ¿para quién? Respondo: en todos los casos y para todos los quienes. Los palurdos, anodinos e insípidos, por el contrario, acostumbran no esconderse. Dan la cara en cuanto se abre una ventana. ¿Será otra regla? No, es una ley tan necia como la ley de la gravedad. Los seres más atractivos se entierran como topos, hay que husmear y sacarlos de su madriguera. Esto en caso de que sepamos dónde están, lo cual no es tan sencillo.
Una mesera que va menuda entre las mesas de un restaurante en la plaza Lubeiskiej, en Varsovia. Ella es la única mujer con quien sería dichoso un joven escritor que vive en la calle 26-A, cerca de la librería Luvina, en Bogotá. ¿Pero quién va a presentarlos? Nadie, no existe alguien capaz de presentarlos porque ni siquiera tienen un amigo en común. Esto es una desgracia por donde se le mire.
Es un estigma: estar ausente cuando más se requiere de la presencia. ¿De cuántos artistas, libros, obra se pierde uno cada semana que transcurre? Respondo: se pierde uno absolutamente de todos. Personas que van entre las mesas, o no están en los medios masivos o se esconden por instinto. Se llama calamidad señores!. Buscar en Varsovia a las mujeres que convienen ¿es imprudente? No, de ningún modo, en cambio se les busca en el barrio o dentro de la misma casa. En último término la pereza es un arte que cuesta doblones de oro.
Y sí uno sale a la calle en busca de esos artistas, editores, escritores, librerías que se esconden —o que son sepultados por la agobiante vocinglería de los medios— habrá dado el paso hacia la anulación del ser testarudo e intensamente mediocre que se anida en el alma. ¿Se puede vivir sin leer a Cervantes? Sí, pero eso no es vida. Y si además de lidiar con Cervantes se va en busca de la bella joven eslava que se esconde sirviendo mesas, entonces casi todo habrá valido la pena.

Bizarro.


 Anuncios de época un poco  extraños  ,que fueron  aceptables en el pasado, ahora  lucen realmente  raros ,  e incluso escalofriantes.Tal vez nuestro sistema de valores ha cambiado un poco. Yo en lo personal, preferiría la permanencia de estos, un de  vez en cuando  para sacudir un poco a al audiencia.
See all 7 photos

$100 Reward

The girl, the man, and the atom

Akai Ad - Play and replay

More doctors smoke Camels than any other cigarette

If yo're givin' up, yo're going steady with Hitler!

Weird black and white.


Rabbit


Stating the Obvious

Birds

Crab

Creepy Faces
Horse

Nomi
Lab


Mask


Medic

Nosferatu


Pigeon


Pigs

Rabbit
Radio 1928

Weasel


Slightly Weird Guy

Encontrar las razones por las que haces las cosas de nuevo...



The Pearl Sessions

Cuando dedicas tus ratos libres a ser una groupie  de la música suele provocar que cuando se abren los cajones olvidados o se busca en algún rincón del estudio aparezcan joyas nunca antes editadas. Es el caso de The Pearl Sessions, un doble disco con el que se conmemora el 40 Aniversario del trabajo póstumo de Janis Joplin.

En los dos CD's que componen The Pearl Sessions encontramos mezclas de canciones en mono, rarezas, descartes y temas en directo.Este disco estuvo a la venta en las tiendas de "La Manzana Verde"  el  17 de abril... Permanece a la venta .



Yo pues claro lo supe, lo vi, lo escuche, pregunte por el, y lo deje en su repiza, tal como lo tome, claro la   falta de efectivo que ocasionan los estudios, pero si alguien estima a esta dulce escritora, saben que buen regalito hacerle, si no quieren hacérselo,pues de igual forma visiten esta joyita de tienda musical, que también tiene buenos elementos, y la hacen un clásico de venta de rock.



Tiempos de medias tintas: Malas compañías.





Desde que mi memoria se puso en marcha hasta ahora que comienza a dar algunos tumbos saco a cuentas que me inclino más por los seres concretos que por las entidades abstractas. Prefiero una montaña a la idea de una montaña. Quizás esto se deba a que en la vida cotidiana uno puede salir herido si se tropieza con una piedra, en cambio no es común escuchar que una persona muera sepultada por un concepto o una metáfora. Sin embargo no hay que confiarse pues en verdad sucede lo contrario: detrás de tanta muerte de personas concretas, sea a causa de una revolución o de una guerra se encuentra siempre una mala teoría o, si se quiere, una teoría no comprendida o interpretada de mala manera. Quiero decir que en el curso o devenir de la historia las personas se han visto obligadas a subir por montañas que no existen o a pelear contra personas que no conocen y que acaso en otras circunstancias serían sus mejores amigos. A veces esto no es consecuencia nada más de una mala teoría sino de personas o instituciones que aprovechan estas teorías para obtener beneficios. Creo, como lo escribió Karl Popper, que todos los hombres son filósofos o creadores de teorías aunque unos lo sean más que otros. Con estas palabras intento decir que los hombres tienen derecho a imaginar teorías pero no a imponerlas sin la aceptación razonada de los demás.
En relación a que los malos conceptos o teorías propician estragos, en el arte sucede también una cosa parecida. Es suficiente que un artista lleve a cabo una propuesta novedosa para que de inmediato surjan en el escenario seguidores que a ciegas intentarán seguir el camino recién descubierto. El buen artista abre una ventana pero son varios los que se lanzan de cabeza por el boquete recién abierto. La caída desde esta ventana suele ser mortal por lo que nunca debe uno lanzarse de cabeza a ningún lado ni siquiera por mantener intactos sus ideales. A los conceptos como a las ventanas uno debe asomarse con cuidado y tirarse al vacío a través de ellos. No somos poseedores de verdades absolutas ni héroes que guiarán a nadie por el camino correcto. Lo más que una persona puede hacer es narrar su experiencia, obtener un par de conclusiones y esperar a que los demás encuentren en sus palabras cierta sabiduría para continuar en el camino. La estropeada imagen del héroe ha desmerecido aún más en estos días sobre todo porque se ha vuelto mediática. Si se desea comprobar esta sentencia sólo basta imaginarse a una sola persona ofreciendo la salvación de una comunidad entera.
Quiero pensar que cuando escuché por primera vez decir a alguien que las drogas son perniciosas tampoco tuve manera de oponerme a su sermón y es probable que haya dado como ciertas todas sus opiniones. Y es que si alguien está contra las drogas sin realizar matices o diferencias entre ellas lo que está haciendo es más bien manifestarse contra el demonio. Por supuesto habemos quienes no creemos en demonios ni en demás entelequias parecidas y nos gustaría ser un poco menos vagos en cuestiones que en la actualidad resultan ser tan importantes. Además y creo que estarán de acuerdo conmigo que los vicios y las pasiones cruzan las paredes a su antojo. Yo me preparo para sobrevivir a mis vicios pero sé que no existe muro capaz de contener su embestida. Para no dejarse amilanar ante concepciones o términos que lo abarcan todo es mejor separar las partes o ser más específicos.
Cuando escucho pronunciar la palabra droga siempre me entra una aversión por los conceptos abstractos o las definiciones ampulosas, esas que son capaces de hacer entrar en la misma definición cosas de naturaleza tan diferente. Si somos honestos y ampliamos el espectro de una definición podríamos llamar droga lo mismo a las piernas de una mujer que al cloroformo. En sentido similar se podría afirmar que los tiburones son de la misma clase que los charales sólo porque ambas especies viven dentro del agua. Los antibióticos que ahora requieren de receta para adquirirse no son la misma cosa que la heroína ni esta se puede comparar a la salvia. Detrás de una definición abarcadora e inmensa nos encontraremos comúnmente con problemas de realidad cotidiana. Me ha sorprendido la definición que para drogas ofrece el diccionario de la Real Academia Española. En este se dice que droga es "una sustancia mineral, vegetal o animal, que se emplea en la medicina, en la industria o en las bellas artes." No sé cómo los sabios que han escrito este libro llegaron a esa conclusión, pero me parece extraordinario o por lo menos elocuente que asocien la expresión de las drogas a las bellas artes. Ahora además de acudir a los ejemplos de escritores o artistas como Michaux, Burroughs o Thomas de Quincy para probar la buena relación entres las sustancias estimulantes y las artes podemos también acudir a una sencilla definición de diccionario.
Antonio Escohotado quien ha tenido la suerte de experimentar un sinnúmero de sustancias químicas antes de ponerse a razonar a propósito de las mismas ofrece una aproximación a lo que en occidente hemos tenido a bien denominar con la palabra drogas. Dice el español que droga seguimos entendiendo lo que hace milenios pensaban Hipócrates y Galeno, padres de la medicina científica: una sustancia que en vez de ser vencida por el cuerpo o asimilada como simple nutrición, es capaz de vencerle provocando —en dosis ridículamente pequeñas si se compara con las de otros alimentos—, grandes cambios orgánicos, anímicos o de ambos tipos." Yo creo que es una buena definición aunque está lejos de ser exhaustiva o única. Desde los médicos hasta los entrenadores de educación física, desde los religiosos hasta los peluqueros están dispuestos a establecer en estos temas un canon rector que sea respetado por todos. Esta sí que es una debilidad humana: imponer nuestras razones a los inocentes por más pusilánimes o pálidas que sean. Yo creo que tan correctas son unas definiciones como otras. He escuchado en alguna parte decir que drogas son las sustancias que hacen felices a unos mientras que a otros los vuelven desgraciados. Es cada vez más claro que cada sustancia debe tratarse y conocerse de manera distinta o diferenciada para no caer en el abuso retórico o dogmático tan propio de los inquisidores. El relativismo, siempre que sea llevado a cabo desde una perspectiva honrada e inteligente, suele ser un buen antídoto contra la obstinación o cerrazón de miras. Una prueba sin par de que las consecuencias de una sustancia consumida por distintas personas tiene como consecuencia conductas distintas es el vino. Beberse unos tragos volverá simpáticos a algunos mientras que a otros los tornará aborrecibles, unos se transformarán en místicos bondadosos como el personaje de La leyenda del santo bebedor, mientras que otros se convertirán en una pesadilla como buena parte de todos nosotros. No olvido las consecuencias físicas que acompañan al cultivo de los placeres y los vicios, hígados exhaustos, riñones mártires, vejigas infieles o memoria disminuida, pero ya cada uno sabrá qué clase de vida desea llevar e intentará construir una idea de la salud que le sea conveniente, lo importante es que el drogado no torture al resto de su comunidad pasándose por alto la cortesía civil, es decir las leyes. A propósito de esto reafirmo que mis personajes favoritos tanto en la novelas como en la vida real son los médicos borrachos pues se acercan mucho a mi idea de la divinidad.
Lo que nos queda después de discutir acerca de la legalidad y naturaleza de las drogas es sólo un montón de dudas además de costales de estadísticas sin raíces morales. En un mar de opiniones y posturas distintas no nos resta más que volver a insistir en la libertad. Concepto tan extraño e íntimo al mismo tiempo, pero que es el sustento de las sociedades que no desean ser gobernadas por tiranos ni sometidas por monopolios o pandillas de poderosos. Cuando la confusión o la batalla entre intereses persiste siempre es sano volver a los principios elementales de convivencia y comenzar de nuevo. Para ello se suele acudir a los griegos, a los empiristas ingleses, a la ilustración francesa, a los pragmáticos norteamericanos y principalmente a Kant quien consideraba la libertad como el principio esencial de todo pensamiento o convivencia política. Sin hombres capaces de determinar sus propias vidas no es posible imaginarse siquiera una moral social en la que los hombres responsables tengan acuerdos para preservar precisamente la libertad en que se encuentra basado su pacto de hombres libres. Si uno tiene que recordar en público nociones tan sencillas y tan viejas como ésta es que las cosas no están funcionando bien y que una vez más tenemos que recordar a los gobernantes que forman parte de la sociedad en la que viven y que ellos, primero que nadie, deben demostrar que merecen ser objeto de esa inclusión.
Las personas que son responsables de sí mismas tendrían que decidir acerca de lo que desean consumir, pensar, leer, siempre que no lastimen a los demás ni corrompan las leyes que en términos ideales son las que sostienen justo su libertad de decisión. Un humanista bastante intolerante llegó a decir hace casi tres siglos que a él no le importaba que los hombres fueran viciosos mientras fueran inteligentes pues a fin de cuentas las leyes resolverían todos los problemas. Esto último nunca ha sido cierto porque las leyes que hacen los hombres deben estar en continuo movimiento y en el momento mismo en que han sido promulgadas debe comenzar el proceso para echarlas abajo y encontrar normas aún mejores que deberán en el futuro caer también para dejar su lugar a otras de mejor presencia. En México esto se antoja una ilusión porque los legisladores invierten su tiempo en estrategias para obtener más poder o posiciones en vez de estar atentos a los asuntos públicos: la verdad es que el repudio que causan estos personajes es casi unánime. Si en vista de su naturaleza miope o dogmática las leyes actuales son en buena medida causantes de criminalidad, injusticias o restricciones a la libertad individual entonces tienen que ser modificadas. Si el consumo de ciertas sustancias o drogas es popular debe ser permitido, regulado y orientado en pos de un bien común. El estado en su acepción más humilde tiene obligación de brindar seguridad, equidad en la competencia y servicios de educación para que las personas piensen por sí mismas y no nada más para que se preparen para ser sujetos de una producción mecánica y deshumanizada. A fin de cuentas no nos importa, creo yo, cuales son las preocupaciones morales de los gobiernos, siempre y cuando nos defiendan de los criminales, procuren a través de la educación pública el fortalecimiento de una conciencia civil y defiendan a toda costa las libertades individuales
El problema que acarrea el consumo de drogas proviene sobre todo de la ausencia en el cumplimiento de las obligaciones mínimas del estado para dar lugar a una educación sólida en las nuevas generaciones. Sin conciencia del mal el pecado no existe, sin la conciencia de que no somos más importantes que los demás entonces nada camina. A fin de cuentas la democracia nos obliga a desaparecer ante los demás y a no molestarlos con nuestra presencia. Vacío, hartazgo de lo político, desconfianza, rapiña, resentimiento son la consecuencia de instituciones enfermas y mal formadas. Y cito de nuevo a Popper cuando se pregunta ¿cómo podemos organizar nuestras instituciones políticas de forma que los gobernantes malos o incompetentes nos causen sólo el mínimo daño? Porque el fundamento teórico de las democracias es que sus instituciones nos permitan liberarnos de los gobernantes malos, incompetentes o tiránicos sin una revuelta sangrienta.
En su libro Aprendiendo de las drogas, Antonio Escohotado cita al médico renacentista Paracelso cuando escribe: "sólo la dosis hace de algo un veneno." Y si menciono estas palabras es porque el "mal" siempre es relativo en cuanto depende de la circunstancia en la que actúa. Pero no intento hacer aquí una crítica a la concepción común que tenemos de las drogas, ni tampoco valerme de una razón histórica o científica para llevar a cabo esa crítica, pues ambos caminos (la tradición y el saber positivo) son sólo parte de un fenómeno mucho más complicado. En todo caso, me parece más urgente —como he dicho unas líneas atrás— defender los derechos individuales que necesitan las personas para hacer más fuertes las democracias liberales (dentro de un Estado sólido que procure al máximo estas libertades) y evitar que nos sea impuesta una imagen del mal en cuya concepción nosotros no podemos participar. Un ejemplo: si deseo beber cantidades extremas de café, no aceptaré una prohibición que no tome en cuenta mi opinión al respecto de si quiero o no envenenarme con dicha bebida. (Dice Escohotado que un litro de café concentrado equivale a consumir aproximadamente un gramo de cocaína, aunque como he dicho antes no quisiera por ahora hacer esta clase de analogías pues su sencilla manipulación vuelve el asunto aún más confuso)
Lo que no creo es que deje de haber consumidores de cocaína, marihuana y demás sustancias tóxicas o estimulantes en México. Y su presencia alienta a los proveedores quienes encuentran de este modo su oportunidad de participar en el mercado sin pagar impuestos y sin mostrar ningún respeto por las leyes de la comunidad. Y el cúmulo de crímenes, muertes absurdas, degradación, corrupción que provoca la prohibición irracional de estas drogas es tan considerable que quien solapa esa prohibición comienza a volverse cómplice y promotor de estos lamentables hechos. Creo que en el futuro se valorará o se juzgará duramente a quienes pudiendo buscar soluciones alternativas a una guerra sin sentido (quiero decir soluciones como legalizar, ordenar, regular la producción de sustancias que de todas maneras van a ser consumidas) han preferido mantener el estado de cosas a toda costa. No es justo acusar a una autoridad por intentar cumplir las leyes, pero sí culpar a los legisladores que no crean leyes acordes a la realidad de su tiempo.
Fortalecer las instituciones de prevención y salud, aumentar el peso de las libertades individuales, aumentar el nivel de la educación, regular la calidad de las sustancias que son normalmente prohibidas, poseer un buen sistema de justicia, cobrar impuestos a quienes se dediquen al mercado de drogas (como se hace con las empresas que venden alcohol y demás), evitar sus monopolios y sobre todo no construir —desde el miedo irracional, el desconocimiento y los prejuicios— un demonio o una idea del mal hegemónicos, son acciones más sensatas que poner a todo un ejército a combatir a un enemigo que nunca podrá vencer. Las razones de su lucha, me parece, son sinrazones. Hay que involucrar a la sociedad, más que a la policía y al ejército en la lucha contra el crimen. No hay a corto plazo ninguna solución más que la complicidad de los vecinos para erradicar a los delincuentes. Estamos en el mismo barco y es necesaria la creación de una metapolítica para salvaguardar la vida de los que vienen. Creo como Richard Rorty que la democracia es principalmente conversación y que el libre mercado sin regulaciones que impidan las injusticias es una actividad aberrante. Los vicios cruzan las paredes a su antojo y nada los podrá detener. ¿Por que no partir de una verdad tan sencilla y volver la despenalización de las drogas parte de una conversación entre iguales? Yo no veo otro camino, bueno digo yo.

jueves, 3 de mayo de 2012

"DONT WORRY ABOUT A THING, CAUSE EVERY LITTLE THING GONNA BE ALL RIGHT


Recordándote, mas que nunca necesito que me cantes esa melodiosa  canción al teléfono,que sonrías despacito y me calmes,con  esa tonada  de tu  voz ronca , pero clara y profunda , que me digas pequeñita, que me digas flaca,que me cantes  justo al momento de levantar el teléfono, que me digas  ""No te preocupes, cada cosita que haya, estará bien,
... no te preocupes Todo estará bien, Yo estoy aquí". ¿En donde estas? Te extraño Fernando, de verdad no sabes, me consumo en este escrito para no dejar nada de mi entre la oscuridad, seria mejor a desvanecerse lentamente, me importa un bledo que esta  noche nos lean cinco personas o nadie, de verdad no me importa, es de las mil y una cosas en la vida que me importan un carajo.
Te necesito como nunca, mas que a nadie, trate de no llorar lo juro, de ser fuerte, de mostrarle al publico el paliacate  de zeda con sangre  que tanto asusta, no tengo mas que una nariz mojada... "Cada pequeña cosa que haya, saldrá bien" .

miércoles, 2 de mayo de 2012

Mi estructura favorita la "Arteria Basilar"

Circle of Willis en.svg. Cosas ñoñas, si, pero que te sorprenden.

Remedios.

Aclarar el mundo a través de un libro.

¿Hay vida en la Tierra?

 Hoy en día, la sociedad está rodeada de simulacros. Una se conecta a YouTube y puede aparecer un video del día en que alguna persona se emborrachó en una fiesta. Hay suplantaciones de identidad en Facebook, o se puede actuar con cierta irresponsabilidad, como si se fuera otro, en un blog o en Twitter. La experiencia que tenemos de las cosas también nos llega filtrada, por las redes, por los celulares, a veces pensamos que sólo existen las cosas que filmamos, que grabamos, que atesoramos en nuestro celular. Entonces en esta vida de simulacros y espectros, donde queda la realidad, de ahí mi  pregunta esta noche, ¿hay vida en la tierra? Cuando era pequeña la pregunta siempre la asociábamos con Marte, con otros planetas, pero en nuestro propio planeta ocurren muchas cosas en las que no reparamos. La vida en realidad es lo que sucede mientras hacemos otras cosas, éste es un gran misterio, estamos ocupados en llegar a un sitio, estamos pensando en una noticia o en algo que vamos a hacer, mientras tanto la vida transcurre, esa cotidianidad que aparentemente desapareció sin dejar rastro, nos define.

Determinación.

En todos los momentos históricos, las personas se enamoran, se ilusionan, tienen supersticiones, adoptan mascotas, compran juguetes, tienen antojos. A partir de historias de lo real, trató de ver cómo las circunstancias mínimas en apariencia fugaces, nos determinan.

martes, 1 de mayo de 2012

Una palabra.

Mientras dormía, se me clavó en el oído una palabra.

Desperté asustada; qué querría decir esa palabra.

No pude escucharla. La sentí moverse inquieta, deslizarse por los conductos de la oreja, dar vueltas sobre sí misma.

Me hizo cosquillas; tuve escalofríos. Me dio gracia; temí volverme loca de repente.

Qué querría decir esa palabra.

Moví la cabeza, como cuando salgo de la alberca con los oídos tapados de agua clorada. Pero no sirvió.

Pregunté si no sería un bicho, una mosca imprudente, un mosquito. Respondí, es sólo una palabra de siete letras, tres sílabas.

Me levanté, prendí la luz, fui al baño, me miré en el espejo. No vi otra cosa que las marcas, dos ojeras negras y pronunciadas, bajo los ojos acuosos. Resignada, volví a la cama.

Me reconfortó pensar que, tal vez, la palabra formara parte de un poema. Un poema anónimo que, de a poco, se esté escribiendo dentro de mi oreja. Un poema, quizás surrealista, tal vez visceral, que se completará, de forma inaudible, en cuanto cierre los ojos y vuelva a dormir.






Justificación.

No habiendo testigos, y si los hubo, no consta que hayan sido llamados a estos autos para declarar lo que pasó, es comprensible que alguien pregunte cómo se sabe que estas cosas ocurrieron así y no de otra manera, la respuesta es que todos los relatos son como los de la creación del universo, nadie estaba allí, nadie asistió al evento, pero todos sabemos lo que ocurrió".

En "Ensayo sobre la ceguera", José Saramago se revela contra el concepto de que el lector cree cualquier cosa y justifica el saber de su narrador omnisciente.



Acercamiento.

Cuando a una no la sorprenden tan fácil.Que puedo decir.

Me preparé viendo foros en internet, hice preguntas, leí comentarios y concluí que nada de lo que podría llegar a pasar sería tan grave como para preocuparse. No me equivoqué.



He dicho!

Hoy la literatura es un lujo, la ficción una necesidad

Foutaises


Iron & Wine


En la sobremesa visitando a los chicos de 5 p.m